[ENTREVISTA] Sobre sueño infantil, con María Berrozpe

En artículos anteriores hemos visto que la ciencia reconoce la gran variabilidad de horas de sueño entre niños. Algunos pueden llegar a dormir 16 horas mientras que otros tienen suficiente con 8. Y todos ellos son niños sanos sin ninguna patología de sueño.

Lo cierto es que todos los padres tenemos el mismo objetivo: que tanto nuestros hijos como nosotros descansemos lo mejor posible. ¿Es viable conseguirlo sin que ninguna de las partes sufra?

Hoy vamos a profundizar en este tema de la mano de María Berrozpe, una de las investigadoras que más ha estudiado el sueño infantil. Estos son algunos de los puntos que tratamos:

  • Por qué puedes estar de suerte si tus hijos duermen poco.
  • Qué opina María sobre los métodos de extinción gradual del llanto para dormir a los bebés.
  • De dónde sacar ideas para hacer la transición a su habitación.
  • Prácticas para ayudar a padres e hijos a dormir mejor.
  • ¡Y mucho más!

 

 Breve historia de María Berrozpe

María es madre de tres hijos, Doctora en biología por la Universidad de Barcelona y Máster en Investigación social de la comunicación científica por la Universidad Internacional de Valencia. 

En su camino a la maternidad, María se dio cuenta de las inmensas discrepancias en todos los ámbitos de la crianza. En concreto, le llamaron la atención dos: la lactancia y el sueño. En ambos casos, recibía informaciones contradictorias que le impedían actuar con claridad. Por eso, decidió investigar por su cuenta y acabó convirtiéndose en una experta en los dos campos.

Por un lado, es monitora de La Liga de la Leche Internacional, en la que asesora a otras madres a establecer una lactancia exitosa. Además, forma parte del grupo de investigación de lactancia materna de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). 

Por otro lado, se dedicó a investigar el tema del sueño infantil durante 4 años. Fruto de un profundo y minucioso estudio sobre la naturaleza del sueño infantil, nació su libro ¡Dulces Sueños!, un trabajo que cuenta con más de 400 referencias a estudios científicos. 

libro_maria_berrozpe

 

 Entrevista

Advertencia: hay un pequeño problema con el audio de María y se escucha algo rasgado. 

 

 Índice

  • 00:20 Quién es María Berrozpe y por qué decidió profundizar en los estudios científicos sobre el sueño infantil.
  • 02:47 ¿Es normal que los bebés y niños se despierten múltiples veces por la noche?
  • 05:47 Cómo podemos detectar una posible patología de sueño (que suele ser muy rara).
  • 06:15 Si tu hijo duerme poco, es posible que estés de suerte…
  • 07:30 Por qué se ha extendido la creencia de que todos los niños tienen que dormir unas horas determinadas.
  • 09:10 El argumento de la pediatría tradicional para justificar un problema con el sueño.
  • 11:12 ¿Puede tener efectos nocivos en la salud del niño dejarlo llorar?
  • 12:55 Los problemas de los estudios sobre el sueño en los que se escudan los defensores del método Estivill.
  • 17:45 La encuesta que realizó María por las RRSS que puede acabar siendo un estudio.
  • 21:20 Lo que María quiere inculcar a sus hijos para que no se dejen engañar.
  • 22:12 El estudio sobre métodos basados en “dejar llorar” que supuso un cambio de paradigma.
  • 26:00 Por qué el cortisol que se genera por “dejar llorar” podría ser problemático en algunos casos.
  • 28:00 Cómo conciliar nuestras exigencias culturales con el sueño de nuestros hijos.
  • 31:20 ¿Cómo duermen María, su marido y sus 3 hijos?
  • 32:37 De dónde sacar ideas para hacer la transición a su propia habitación.
  • 33:40 Por qué María cree que no es bueno hablar de métodos para enseñar a dormir.
  • 35:42 Si duermen contigo, ¿los malacostumbras?
  • 37:43 El colecho y el breast-sleeping: por qué pueden ser útiles para dormir mejor.
  • 43:12 La sorprendente teoría de una técnica muy usada para ayudar a dormir a los niños.
  • 46:36 Despedida.

 

 Frases destacadas de la entrevista

Las horas de sueño que recomiendan los pediatras están basadas en valores promedio. No son aplicables a todos los niños. 

Para detectar una patología de sueño, es útil ver cómo está el niño durante la vigilia (cuando está despierto) más que cuando está durmiendo.

Los niños de muy altas capacidades pueden llegar a dormir poquísimo porque su sueño es más eficiente. 

No se ha demostrado que “no pase nada” por dejar llorar a los niños para que aprendan a dormir. 

El estudio que defiende Estivill sobre su método no demuestra nada. Está mal planteado porque no sabemos que hace el grupo control.  

El gran reto es que nuestros hijos aprendan a navegar en el mar de información que es Internet para que puedan discernir entre información rigurosa y no rigurosa. 

Que el bebé esté callado y sin llorar, no significa que no esté estresado. Y el cerebro del bebé no se desarrolla igual en un ambiente rico en cortisol (la hormona del estrés). 

Hay otras soluciones más respetuosas con las necesidades biológicas de los niños que no implican dejarles llorar.

colecho y dormir en la misma cama

Las sociedades de pediatría aconsejan que el primer año de vida del niño duerma en la misma habitación que sus padres por un tema de seguridad. 

No creas que por dejarles dormir contigo los vas a malacostumbrar. Todo lo que sea presencia de mamá y papá nunca malacostumbra. 

Los niños con el apego seguro (que más presencia han tenido de sus padres) son niños con una base sólida con la que asentar su propia independencia.

La arquitectura del sueño del bebé, que por la noche está en íntimo contacto con su madre y con acceso al pecho, es muy diferente a la del bebé que está aislado en su cuna o habitación. 

La madre que da el biberón no pone en la cama al bebé en la misma posición que la madre que da el pecho. Si hace “Bed-sharing” puede suponer un riesgo para la seguridad de bebés menores de 4 meses. 

 

 Recursos

 

Libros mencionados

  • Bésame mucho, de Carlos Gonzalez. Habla sobre la relación de apego y también toca el tema del sueño.
  • Dormir sin llorar, de Rafaela López y otros. Compendio de ideas parar hacer la transición a su propia cama de manera respetuosa. Sale de la experiencia de padres que han expuesto sus vivencias en el foro de Dormirsinllorar.com durante más de 15 años. 

 

Estudios mencionados

  • Estudio de Middlemiss sobre el cortisol: al aplicar los métodos de extinción gradual del llanto, los niños están igual de estresados aunque dejen de llorar. En cambio, la madre sí reduce sus niveles de estrés. Se produce lo que se conoce como una desincronización madre-hijo.
  • Estudios de Hiscock en los que se apoya Estivill para defender su método y los que María y otros investigadores opinan que están mal planteados por no saber qué está haciendo el grupo “control” (estudio, estudio).

¿Qué es lo que más te ha sorprendido? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

Rebélate ahora

y recibe GRATIS el ebook: 


Artículos


Si te ha gustado el artículo, ¡compártelo!

Únete GRATIS a más de 3.000 rebeldes y consigue ahora:

>> Ebook "7 mitos sobre crianza que la ciencia ha desmentido

>> Suscripción para recibir todos los artículos y guías nuevas

>> Contenido exclusivo sólo para suscriptores

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de la política de cookies, pincha en el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies